El real valor de la magia

El real valor de la magia radica en alimentar la imaginación de los seres humanos. La magia barcelona tampoco escapa de esto porque comprende la importancia que tiene para la creatividad en los seres humanos la imaginación.

El pensamiento original es un proceso mental que nace de la imaginación. No se sabe de qué modo difieren las estrategias mentales entre el pensamiento convencional y el creativo, pero la cualidad de la creatividad puede ser valorada por el resultado final.

La imaginación toma elementos antes percibidos y experimentados, y los transforma en nuevos estímulos y realidades, de ahí la importancia que tiene dentro de un espectáculo de magia. En su forma mundana la imaginación de todos los días está basada en los mismos procesos cognitivos que el pensamiento racional. En ese sentido tratar de entender un truco de magia puede resultar estimulante.

La creatividad implica intrínsecamente valentía, riesgo y atrevimiento. Es muy relevante para identificar la necesidad de salirse de la rutina y de lo cómodo para intensificar las conexiones cognitivas y emocionales de la creatividad. En un show de magia estamos todo el tiempo intentando adivinar el truco por lo que los magos siempre intenta despejar esta fijación para que las personas abandonen esta zona de confort.