Dieta de suplementos nutricionales: ¿Es obligatoria?

Dieta de suplementos nutricionales

En la situación actual de confinamiento, la dieta y la salud se han vuelto más estrictas, no solo se ha dejado a un lado los gimnasios o espacios al aire libre, sino también muchas rutinas que ayudaban a la resistencia física y mental de las personas.

Gracias a los suplementos vitamínicos y nutricionales que se consiguen en tiendas de nutricion, muchos puedes continuar con el mantenimiento de su salud, aun encerrado en casa, por eso en este artículo te mencionaremos la importancia de los suplementos nutricionales y cómo podrás mantenerte sano con ayuda de ellos.

¿Por qué es importante la buena nutrición?

La buena nutrición y dieta balanceada permite que nuestro organismo funcione correctamente, desde el mantenimiento de nuestro sistema nervioso, hasta el sistema inmune y mucho más, por lo que hacer caso de las recomendaciones dichas por expertos en nutrición es clave para mantener una buena salud durante esta cuarentena.

Debido a la situación puede haber muchos hogares en los que no se cumple correctamente con las recomendaciones nacionales, esto es debido a que gran parte de las dietas cotidianas no cuentan con la cantidad apropiada de vitaminas o minerales esenciales para el organismo.

¿Cuáles son los suplementos que deben consumirse?

El suplemento de varios nutrientes puedes reducir los riesgos a sufrir de enfermedades virales, y este es un factor importante, sobre todo frente a la pandemia actual, así mismo son un producto que colabora en el aporte de los minerales faltantes en el organismo.

¿Cuáles son las recomendaciones nutricionales?

  • Consumir suplementos multivitamínicos o multi-minerales, para mejorar el rendimiento de nuestro organismo.
  • Mantener niveles adecuados de vitamina D, la cual puede adquirirse a partir de suplementos o por exposición al sol.
  • Evitar los suplementos de mega dosis, pues el consumo excesivo de cualquier suplemento puede causar un desequilibrio de los nutrientes que aportan, y causar otro tipo de daños en la salud.
  • No consumir suplementos poco conocidos o aquellos que garanticen exageradamente un buen estado de salud al consumirlos.
  • No usar un suplemento nutricional como sustituto de los alimentos regulares.